Propiedades del melón

Propiedades del melón

El melón es una de las frutas que más se aconsejan para las personas que están tratando de perder peso con una dieta de adelgazamiento. La razón de ello está en la gran cantidad de agua que el melón posee y que hace de esta fruta un hidratante perfecto para nuestro organismo: prácticamente el 95 % de su peso es agua. Eso hace que su nivel calórico sea también muy bajo: aproximadamente unas 25 calorías por cada cien gramos de producto.

Al no tener prácticamente ni proteínas ni grasas, estas calorías del melón provienen de los hidratos de carbono que posee (en niveles muy bajos y que son, en su mayoría, azúcares de absorción rápida (glucosa, sacarosa y frcutosa). En todo caso, y como ya hemos dicho, la cantidad de hidratos de carbono es muy baja, lo que hace que esta fruta sea apta para aquellas personas que deseen perder peso o tengan que tener precaución a la hora de ingerir azúcares, como las personas diabéticas.

La gran cantidad de agua que tiene el melón y sus niveles de potasio también lo hacen una fruta muy diurética, por lo que es aconsejable para quienes padecen de retención de líquidos o de hipertensión arterial por ejemplo. Además del potasio, el melón tiene una buena cantidad de magnesio y calcio. Y también, aunque en una proporción menor, otros minerales como el hierro, el sodio y el fósforo.

También aporta vitamina C, y, según la variedad, más o menos cantidad de provitamina A, beta-carotenos. La cantidad de fibra alimentaria del melón es baja.

Sí hay que decir que existen algunas personas a las que les cuesta digerir o no tienen una buena digestión del melón, sobre todo por la noche. Para evitar eso, simplemente recomendamos tomarlo solo o bien un poco antes de las comidas, y evitar hacerlo tarde en la noche.

En resumen, podemos afirmar que el melón es una de las frutas más saludables y un perfecto tentempié para cualquier hora del día, sobre todo en los calurosos días de verano.


Publicación más antigua

Dejar un comentario