Nuevos estilos de vida con una alimentación saludable

Nuevos estilos de vida con una alimentación saludable

La tendencia actual de los consumidores europeos denota que se está imponiendo la demanda de productos naturales, ingredientes que aporten beneficios a la salud en vez de tantísimas dietas que inundan nuestro día a día.


 


El cuidado personal


Los nuevos ritmos de vida, los diferentes horarios laborales existentes... y la desconfianza del consumidor hacia la industria agroalimentaria, ha provocado que acentuemos más los esfuerzos en buscar y encontrar alimentos que nos proporcionen un plus de calidad en nuestro día a día.


Alimentos no procesados, frutas ecológicas y directas de la huerta a nuestras casas, hacen que prestemos más atención en nuestra alimentación que hace años.


La comida local


El suministro y los tiempos de entrega de los alimentos se han convertido en una tarea que podríamos llamar de “arquitectura logística”. La frescura con la que llegan alimentos de zonas cercanas hacen cada vez más interesantes el cultivo local, el pequeño huerto sostenible y la agilidad de suministro.


Disponer de una logística como la que posee Frutas Masol que en 24 h el consumidor está degustando y saboreando las naranjas que hace horas estaban aún en el naranjo, nos distingue cualitativamente.


Comida para uno


Menús solitarios, para una persona…cada vez están más en boga. No es de extrañar encontrar en restaurantes cartas y menús individuales para almorzar o cenar sin compañía.


Fruta y vegetales más que nunca


Según los estudios y las consultoras entrevistadas, la fruta y alimentos vegetales escalan de forma exponencial entre los más consumidos y demandados por el usuario final.


El 85% de los estadounidenses afirma incorporar fruta y verduras a su carro de la compra por motivos de salud, un cambio de concienciación hacia una vida más sana y crítica hacia la “comida basura”.


Las nuevas generaciones: “los millennials y la generación X” adoptan conductas alimenticias eminentemente vegetal y su tendencia es mantenerlas e incluso aumentarlas.


Alimentos ecológicos, ganan cada vez más cuota de mercado.


Transparencia y confianza, factor diferenciador


El consumidor actual es cada vez más exigente y a la vez desean saber con total transparencia el origen de la comida que compran, la trazabilidad de la misma y evidentemente su composición.


Cuanto más claro y honesto sea el alimento en cuestión, mejor percepción tiene el consumidor de la empresa y su producto. Las certificaciones y buenas prácticas avalan la transparencia de la organización.

Añadir una nueva comida

Adaptar nuestros horarios a las comidas es cada vez más complicado, las nuevas tendencias afirman que empezamos a añadir una nueva comida entre horas, comidas ligeras, ya sea un tentempié entre el desayuno, el almuerzo o antes de cenar.

Esta nueva comida se añadirá a nuestra rutina diaria.

Experiencias sensoriales

Las redes sociales se han colado en la cocina, redes como Instagram, Pinterest y You Tube hacen de sus canales unas herramientas perfectas para transmitir y acercar la gastronomía a todos los rincones del planeta.

Aroma, textura y visual son los componentes que los millennials transmiten en sus redes sociales.

No hagas dieta, come sano

Las dietas están cayendo por su propio peso, 7 de cada 10 consumidores admiten sentirse más cómodos cuando compran alimentos saludables que regirse por dietas milagrosas y prometedoras.

Los hábitos saludables provocan un mayor beneficio que las dietas actualmente.



Älterer Post

Hinterlassen Sie einen Kommentar